jueves, julio 4, 2024
spot_img

Aprobación de medidas para promover la eficiencia energética

El ahorro energético seguirá siendo una prioridad tanto para el Gobierno como para
la UE hasta que se logre la independencia energética y se hayan cumplido las metas
de reducción de CO2. 

Eficiencia energética en las compañías 

La eficiencia energética es un tema que lleva ya varios años sobre la mesa. Sin
embargo, tomó especial relevancia gracias a la guerra en Ucrania. Este conflicto
puso la lupa sobre la enorme dependencia que tiene la Unión Europea de los
combustibles fósiles
importados por Rusia.

Para hacerle frente a esta realidad el ahorro energético no basta. Es
indispensable impulsar la eficiencia energética
y las compañías (grandes
empresas, pymes e incluso autónomos) son una pieza fundamental.

A fin de lograr estos objetivos, el Gobierno español ha aprobado una serie de
medidas. Estas son las más destacables (aunque no las únicas):

  1. Programa de ayudas de eficiencia energética para empresas industriales.
  2. Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica
    (PERTE).
  3. Subvenciones para estimular el ahorro energético.

Veamos de qué se trata cada una.

Programa de ayudas de eficiencia energética para empresas
industriales

Este programa comenzó en 2019 y dado su éxito ha logrado 3 prórrogas. Su función
es fomentar la eficiencia energética para reducir las emisiones de las
industrias y su consumo de energía final
.

En principio, el programa contaba con un presupuesto de 307.644.906 €, que han
aumentado a 356.944.906 €. De estos fondos ya se han asignado alrededor de 214
millones de euros entre 950 grandes empresas y pymes industriales.

El objetivo es subvencionar mejoras en la tecnología de equipos y procesos
industriales y de implantación de sistemas de gestión energética
, de modo que
se puedan reducir el consumo y los costes de las empresas. 

Esto les permitiría a las compañías, además, mejorar su competitividad, aumentar la
actividad económica y fomentar la creación de empleos.

Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación
Económica (PERTE)

Los PERTE buscan apoyar el desarrollo de soluciones innovadoras, estratégicas y
colaborativas.

Enfocado en la eficiencia y transición energética está el Proyecto Estratégico para la
Recuperación y Transformación Económica de Energía Renovables, Hidrógeno
Renovable y Almacenamiento (PERTE ERHA).

Estas ayudas están dirigidas a empresas, agrupaciones empresariales,
administraciones públicas, centros tecnológicos y de investigación, desarrollo
e innovación y comunidades energéticas
.

El PERTE ERHA tiene como fin impulsar la descarbonización, incentivar la
innovación, mejorar la integración de renovables y prestar apoyo a las startups
del sector
.

Pero lo más importante es que las compañías que participen propongan programas
innovadores, escalables, con potencial de crecimiento económico y de generación
de trabajos.

Es por eso que los proyectos prioritarios son:

  • Aquellos que impulsen el almacenamiento energético.
  • Todo lo relacionado con energía y que también involucre reciclaje, recuperación de materiales y la segunda vida de equipos.
  • Servicios de gestión de la demanda o agregadores energéticos.
  • Actuaciones de transformación, innovación y digitalización del sistema energético que incrementen la conectividad, la interoperabilidad, la gestión inteligente de la energía y la ciberseguridad. 
  • Servicios de acceso al dato.

Al día de hoy la financiación del PERTE ERHA consta de 156 millones de euros y la
subvención máxima por empresa y por proyecto es de 15 millones de euros.

Subvenciones para estimular el ahorro energético

La eficiencia energética también pasa por el tamiz del ahorro. Es por eso que el
Gobierno aprobó una línea de ayudas para que las empresas puedan reducir su
consumo energético en un 10%.

Estas subvenciones están dirigidas al sector de la restauración, cultural,
transporte de personas, comercial o sanitario
.

El fondo económico para estos fines es de 100 millones de euros y el apoyo estará
vigente hasta diciembre del 2024.

Estas ayudas se coordinan a través del Instituto para Diversificación y Ahorro
de la Energía (IDAE), pero son las Comunidades Autónomas quienes se
encargan de repartirlas.

Para que una empresa pueda ser considerada como subvencionables esta debe
realizar acciones que impliquen:

  • Mejoras en el sistema de aislamiento térmico.
  • Uso de energías renovables y de autoconsumo.
  • Mejoras en las instalaciones de iluminación.
  • Sustitución de aparatos de refrigeración por equipos de alta eficiencia con etiquetado energético.
  • Implementación de sistemas de automatización y control.

Las ayudas varían según tipo de actuaciones y del tamaño de la empresa. Sin
embargo, el importe a subvencionar sobre el coste de la inversión es de:

  • Entre el 30 % y 60 % para grandes empresas.
  • Entre el 40 % y el 70 % para medianas empresas.
  • Entre el 50 % y el 80 % para pequeñas empresas.