sábado, mayo 18, 2024
spot_img

El Faro Les Eclaireurs: Historia y Misterio en Ushuaia

El faro Les Eclaireurs, situado frente a la bahía de Ushuaia, finalizó su construcción el 23 de enero de 1919, aunque comenzó a operar casi dos años después.

Este faro, con su estructura roja y blanca y su luz intermitente, parece un juguete divino en medio del paisaje surrealista del canal de Beagle, ubicado frente a Ushuaia, el punto más austral del planeta.

Inicio de Operaciones y Significado

Su funcionamiento inició el 23 de diciembre de 1920, resplandeciendo sobre los islotes conocidos como “les eclaireurs” (los exploradores), a nueve kilómetros de la costa de Tierra del Fuego. Este nombre se adoptó en honor al capitán francés Louis Ferdinand Martial, quien había explorado esta región 40 años antes con la expedición La Romanche.

El Faro en la Historia Marítima

El Naufragio del Monte Cervantes

El faro, testigo de tormentas, naufragios y nevadas, y hogar de innumerables pingüinos, se ha convertido en un emblema de la provincia de Tierra del Fuego y uno de los lugares más fotogénicos de la isla, ideal para la era de Instagram.

Su construcción comenzó hace 105 años, el 23 de enero de 1919, tras una significativa expedición de reconocimiento marítimo realizada por el A.R.A. Vicente Fidel López de la Armada Argentina. El lugar elegido para erigir la torre fue uno de los peñones al noreste de los islotes.

El faro, de 11 metros de altura y tres metros de diámetro, está hecho de piedra y pintado con franjas rojas y blancas. Su luz, visible hasta desde 7.2 millas náuticas (13.3 kilómetros), alterna entre blanco y rojo cada cinco segundos. Originalmente operado manualmente, hoy funciona de forma automática y se alimenta mediante paneles solares.

Su ubicación lo convierte en uno de los faros más famosos del mundo. Aunque está prohibido desembarcar en su islote, este pequeño pedazo de roca fue clave para salvar vidas durante el naufragio del Monte Cervantes en enero de 1930, solo diez años después de su inauguración.

“Muchos turistas creen que el faro Les Eclaireurs se instaló después del hundimiento del Monte Cervantes como medida preventiva contra futuros naufragios. Pero ya estaba operativo”, explicó Carlos Vairo, director general del Museo Marítimo y del Museo del Presidio de Ushuaia. Curiosamente, el naufragio ocurrió el 22 de enero, justo un día antes del undécimo aniversario del faro.

El Misterio del Capitán Dreyer

El barco Monte Cervantes, operado por la Sociedad Hamburgo Sudamericana, tenía una capacidad de dos mil pasajeros y zarpó de Buenos Aires el 15 de enero de 1930 bajo el mando del capitán Teodoro Dreyer. Su ruta incluía escalas en Puerto Madryn, Punta Arenas (Chile) y Ushuaia.

Después de partir de Ushuaia, el barco colisionó inesperadamente con una roca oculta, lo que resultó en una brecha en su casco y una rápida inundación de sus bodegas y camarotes inferiores. Antes de que los motores dejaran de funcionar, Dreyer logró encallar el barco en los islotes Les Eclaireurs.

Esta acción permitió que la tripulación desplegara los 30 botes salvavidas y evacuara a todos los pasajeros. Algunos llegaron remando a la costa de Ushuaia, mientras otros fueron rescatados por embarcaciones locales y llevados a la Estancia Remolino, de un pastor anglicano, y luego a Ushuaia, donde fueron alojados en casas, cuarteles y la cárcel local.

Al día siguiente, los 300 miembros de la tripulación del barco se dedicaron a trasladar el equipaje a tierra. El capitán Dreyer fue visto coordinando estas tareas. El 24 de enero, el Monte Cervantes se inclinó y se hundió parcialmente.

Dreyer, un alemán de 56 años con experiencia en navegación por fiordos nórdicos pero no en los canales fueguinos, desapareció misteriosamente. Hay rumores de que murió con honor a bordo del barco, vestido con su uniforme completo y medallas. Otros especulan que se ató al timón o incluso que llegó a la isla Navarino y nunca más se le vio.

Su esposa ofreció una recompensa por información sobre su paradero, pero Dreyer nunca fue encontrado. Cuatro días después, los pasajeros regresaron a Buenos Aires en el Monte Sarmiento. En Ushuaia, una calle lleva su nombre.

Confusión con el «Faro del Fin del Mundo»

A menudo se confunde a Les Eclaireurs con el “Faro del Fin del Mundo” de Julio Verne, pero este último, llamado Faro de San Juan de Salvamento, se encuentra en Islas de los Estados. Construido en 1884, es una estructura de madera lenga de 16 lados y solo 5 metros de alto.

Fue establecido junto con una subprefectura marítima, un penal y una estación de salvamento por la División Expedicionaria al Atlántico Sur. Este faro histórico fue restaurado en 1998 por un grupo de franceses admiradores de Verne, tras casi un siglo en ruinas.

Puede Interesarle

- Advertisement -spot_img

Mas Noticias