jueves, julio 4, 2024
spot_img

Exposición «Nuestros Caballos» 2024 en La Rural: Un Evento Imperdible

Desde el 28 de febrero hasta el 3 de marzo se llevará a cabo el evento «Nuestros Caballos» en el predio de La Rural, presentando más de 1000 ejemplares equinos.

En Argentina, los caballos tienen una conexión profunda con la historia nacional, siendo una parte esencial de su construcción. Con 2.615.804 caballos registrados, Argentina ocupa el quinto lugar mundial en cantidad de estos animales, subrayando la significancia de la equitación en el país.

Diversas razas equinas forman parte del patrimonio argentino, siendo siete de ellas las más destacadas y que se mostrarán en la Exposición «Nuestros Caballos» que se realiza anualmente en La Rural.

Estas incluyen las razas Apaloosa, Cuarto de Milla, Paso Peruano, Criollos, Percherón, Silla Argentino y Petisos. Durante los cinco días del evento, se espera la participación de más de 1000 caballos.

Sobre los Caballos Criollos

Claudio Dowdall, líder de la Asociación de Criadores de Caballos Criollos, enfatiza las cualidades de resistencia, fertilidad, docilidad y adaptabilidad del caballo criollo.

Esta raza surgió para recorrer distancias y trabajar en estancias, dotándola de un instinto vaquero inherente. La ACCC, que registra la mayoría de los pedigríes en Argentina, tiene criadores distribuidos desde Salta hasta Río Gallegos y de Litoral a Mendoza.

La introducción de los caballos criollos en América comenzó en 1892 con la llegada de los españoles, quienes trajeron caballos que se dispersaron por Sudamérica. Cuatrocientos años de selección natural dieron origen al caballo criollo, definido por sus características físicas y genéticas únicas.

Acerca del Cuarto de Milla

Diego Orazi, presidente de la Asociación de Criadores de Cuarto de Milla, señala que esta raza proviene de Estados Unidos y fue introducida en Argentina en 1950 por King Ranch para el trabajo ganadero.

Los caballos Cuarto de Milla son conocidos por su adaptabilidad a diversos climas y terrenos, con ejemplares destacados en regiones tan variadas como Salta, Corrientes, Neuquén, Chubut y hasta Tierra del Fuego.

La raza Cuarto de Milla se ha distinguido por su excepcional habilidad para comprender y manejar el ganado, siendo especialmente eficaz tanto en corrales como en espacios abiertos, una cualidad conocida en inglés como «cow sense».

Esta competencia ha hecho que sean muy apreciados en el ámbito de los caballos de trabajo, y es precisamente esta destreza la que origina una de las competiciones más lucrativas, el cutting, que otorga grandes premios en Estados Unidos y México.

Adicionalmente, esta raza destaca en el mercado argentino por su mansedumbre y su extraordinaria capacidad para carreras de corta distancia.

Es muy conocida por su participación en las competiciones de rienda, especialmente en las carreras de tambores, que atraen a cientos de participantes.

En el evento «Nuestros Caballos», se presentarán 90 ejemplares de Cuarto de Milla, compitiendo por primera vez en pruebas de velocidad junto a otras razas americanas.

Peruano de Paso

Esta raza se caracteriza por tener mayormente ejemplares alazanes, castaños o zainos, y en menor medida, tordillos, palominos y rosillos. Su desarrollo comenzó con la llegada de los españoles a América, y se ha adaptado a las condiciones geográficas y ambientales del antiguo Virreinato del Perú.

Sus movimientos son suaves y elegantes, con una marcha lateral que se distingue por su precisión y gracia.

Argentina cuenta con más de 30.000 ejemplares registrados de esta raza, además de muchos otros no registrados, especialmente aquellos utilizados para cruzas.

La cría se ha expandido en regiones como Salta, Tucumán, Catamarca y Jujuy, y también ha visto un crecimiento en Buenos Aires, Córdoba y otras provincias. En «Nuestros Caballos», el juez internacional Eduardo Risso Montes, proveniente de Perú, evaluará estos ejemplares en el Concurso Nacional de Argentina en mayo.

Apaloosa

Pablo Llaver, de la Asociación de Criadores de Caballos Apaloosa en Argentina, mencionó que esta raza se distingue por su pelaje moteado.

Originaria de Estados Unidos, llegó a Argentina en el siglo XX y se ha dispersado por todo el país, desde el norte hasta el sur, incluyendo provincias como Chubut y Neuquén, así como Buenos Aires, Córdoba y San Luis. Conocida por su fortaleza y docilidad, la Apaloosa es versátil e inteligente, ideal tanto para el deporte como para el ocio.

Petisos

Según la Asociación de Criadores de Petisos, esta raza proviene del cruce entre razas británicas de ponis, como el Welsh y el Shetland, con ejemplares criollos.

Presentes en todo el territorio argentino, especialmente en la zona central, los Petisos Argentinos son conocidos por su estatura, no superando los 1,37m, y se aceptan todos los pelajes.

Su proporción y conformación están adaptadas para ser montados por niños, aunque cada vez más adultos los eligen por su manejabilidad y carácter amigable.

La multifuncionalidad de esta raza les permite ser empleados en diversas actividades como el polo, saltos ecuestres, pato, equitación general, conducción de carruajes, labores agrícolas o simplemente para montar de manera recreativa.

Recientemente, han comenzado a ser exportados a Estados Unidos con propósitos deportivos. En el evento «Nuestros Caballos», se exhibirán alrededor de 40 ejemplares, con varios de ellos participando en el evento «Domando entre Petisos».

Percherón

José Costa, representante de la Asociación de Criadores de Caballos Percherón, mencionó que esta raza de caballos de tiro proviene de Francia, específicamente de la región de La Perche, que le da su nombre y desde donde se ha difundido globalmente. Se caracterizan por su robustez, capacidad laboral, docilidad y carácter amable.

En Argentina, se distinguen dos variantes de Percherón: la tradicional, que es más grande y robusta, ideal para el arado y el transporte de mercancías agrícolas, y el Percherón Postier, más ligero y ágil, históricamente empleado para el servicio de correos y transporte de pasajeros.

Estos caballos se encuentran en todo el mundo y en diversas regiones de Argentina, con una presencia significativa en Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba y Santa Fe.

Actualmente, se utilizan tanto para fines recreativos, como paseos en carruajes y turismo rural, como para trabajos agrícolas en viñedos y granjas orgánicas, gracias a su capacidad de trabajo y su bajo impacto ambiental.

Silla Argentino

La Asociación Argentina de Fomento Equino, que se encarga de los caballos Silla Argentino, celebra su centenario este año.

Carl Fuchs Facht, su presidente, señaló que la raza Silla Argentino proviene de caballos de guerra seleccionados para regimientos militares y policiales por su gran tamaño, con alturas mínimas de 1.6 metros, a menudo superando los 1.7 metros, haciéndolos ideales para el uso militar.

Con el tiempo, la raza se desarrolló mediante cruzas con razas europeas, transformándose en un caballo más apto para deportes ecuestres.

En la actualidad, se utilizan en disciplinas olímpicas como el salto y la doma, así como en la monta recreativa. Varios Silla Argentino han representado a Argentina en competiciones internacionales, incluidas las Olimpiadas, los Juegos Panamericanos y Sudamericanos.

“Esta raza es altamente valorada internacionalmente por su competitividad, creando un amplio mercado en Argentina, incluso para el uso policial.

Los Silla Argentino se exportan a países como Brasil, Ecuador y Colombia, y se crían por todo el país, con un número creciente de criadores uniéndose a la Asociación cada año”, concluyó Facht.