jueves, junio 6, 2024
spot_img

Ikigai: Encuentra tu Propósito y Mejora tu Vida

El término «Ikigai» se origina de la unión de las palabras japonesas «iki» (que significa vida) y «gai» (que se traduce como valor o beneficio).

Mantenerse activo no solo enriquece la vida de los demás, sino que también tiene un impacto positivo en tu bienestar mental, contribuyendo a una mayor felicidad.

Desde hace tiempo, el mundo occidental se ha inspirado en Japón, adoptando sus tradiciones milenarias y dietas para aprovechar la notable longevidad y el bienestar que caracteriza a su población. Estos aspectos podrían estar interconectados.

El Ikigai, una práctica japonesa que fomenta la actividad y la felicidad, ha ganado popularidad recientemente, haciéndose eco en redes sociales, internet y literatura. Pero, ¿qué implica realmente el Ikigai y cómo puede mejorar tu vida?

Introducción al método Ikigai

Discernir qué hace que la vida valga la pena puede ser complejo, así como determinar cómo vivir de manera que te sientas pleno y en armonía. Sin embargo, una idea recurrente en diversas filosofías mundiales es que lo esencial no es la existencia per se, sino lo que decides hacer con ella.

El enfoque Ikigai busca descubrir esa pasión que te motiva, combinando «iki» (vida) y «gai» (valor), que se puede interpretar como «tu propósito» o «la razón por la que te levantas cada mañana». Cabe destacar que el Ikigai es personal y único para cada individuo.

Para encontrar tu Ikigai personal, es crucial reflexionar sobre aspectos clave: tus pasiones, lo que el mundo necesita, aquello por lo que te pueden remunerar y tus habilidades distintivas. En esencia, se trata de aprovechar tus talentos y pasiones, beneficiando a otros en el proceso.

Esta filosofía se puede resumir en la idea de ser útil, promoviendo la actividad constante como parte del Ikigai. Esto podría ser uno de los secretos de la longevidad japonesa, ya que muchas personas en Japón buscan maneras de ser productivas y mantenerse activas tras la jubilación.

La relevancia social en la práctica del Ikigai

A diferencia de otras corrientes de pensamiento, el Ikigai enfatiza la necesidad de una vida comunitaria y de conexión entre las personas. Manteniéndote activo y contribuyendo al bienestar de otros, no solo mejoras tu salud mental, sino que también incrementas tu felicidad. Esto lleva a un fortalecimiento significativo de los lazos sociales.

Recientemente, se ha observado cómo el Ikigai, que por su esencia puede resultar algo vago y abarcador, se aplica en las relaciones amorosas. Se busca cultivar vínculos profundos, conscientes y emocionales que contrarresten la tendencia hacia la superficialidad y trivialidad prevalente en la era de las redes sociales, donde las conexiones emocionales a menudo se ven diluidas.