martes, mayo 21, 2024
spot_img

Desentrañando la Motivación en Atletas: Intrínseca vs Extrínseca

Los entrenadores expertos entienden que diferentes atletas usan diferentes motivaciones para entrenar el deporte que eligen. Sin embargo, ¿cuántos entrenadores entienden realmente lo que motiva a sus jugadores y cómo perjudica su juego?

A lo largo de los años, se han realizado muchos estudios sobre qué impulsa a los atletas a jugar, y esta investigación siempre ha demostrado que la motivación juega un papel integral en el éxito de un atleta.

La personalidad, la motivación situacional contextual o del «ámbito de la vida» están afectadas por múltiples componentes que pueden conducir a diferentes resultados; sin embargo, la parte desafiante para cualquier instructor es determinar cuáles son estos componentes.

Motivación intrínseca

La motivación intrínseca se refiere a la realización de una acción por sí misma y al disfrute y satisfacción que se obtiene de la participación.

Generalmente, los atletas que usan o demuestran motivación intrínseca juegan el juego por el amor y el disfrute del deporte y tienden a estar «metidos en la tarea» en lugar de «orientados al ego».

Cuando los jugadores están comprometidos con una tarea, el objetivo es demostrar desarrollo o aprendizaje y demostración de habilidades autorreferenciales. El éxito se reconoce una vez que se logra la optimización.

En los deportes, donde la práctica y el trabajo duro son necesarios para mejorar, especialmente en las primeras etapas del desarrollo juvenil, la creencia de que el esfuerzo conduce al éxito es esencial para mantener la perseverancia.

Sin embargo, si una tarea o actividad es aburrida o poco interesante, la motivación intrínseca puede no ser suficiente para alentar al atleta a realizar la tarea lo mejor que pueda. Aquí es donde el papel del entrenador en la transmisión del mensaje correcto se vuelve importante.

Los elogios, por ejemplo, pueden ser un mensaje poderoso para cualquier atleta y, dependiendo del grado en que se reconozca el mensaje, debe seguir un aumento en la motivación intrínseca. Sin embargo, dar cumplidos en sí mismo no es asunto suyo; es el grado en que el atleta «siente» que el mensaje es honesto.

Es importante tener en cuenta que puede ocurrir una caída notable en el rendimiento si el atleta siente que el mensaje no es sincero.

La composición del programa también puede desempeñar un papel integral en el fomento de niveles más altos de motivación intrínseca.

Si, por ejemplo, un programa o el cuerpo técnico enfatiza repetidamente el valor de la superación personal sobre los resultados, es probable que los atletas muestren niveles más altos de autorregulación intrínseca, lo que lleva a un mejor desempeño.

Comportamiento motivacional intrínseco:

  • Los jugadores intrínsecamente motivados se mantienen «en tarea» y se enfocan únicamente en hacer el trabajo lo mejor que pueden;
  • Presentan autodeterminación y autorregulación;
  • Muestran respeto por las reglas y normas del deporte y están más preocupados por crear un ambiente amistoso que por ganar;
  • En comparación con los atletas extrínsecamente motivados, muestran menos estrés y ansiedad;
  • Muestran confianza en sus habilidades y es más probable que se recuperen más rápidamente.

Motivación extrínseca

Como su nombre lo indica, la motivación extrínseca se origina en fuentes externas al atleta y se preocupa por realizar una actividad como un «medio para un fin» en lugar de hacerlo por sí mismo. Se puede decir, “hacen deporte, no para disfrutarlo, sino porque tienen que hacerlo”.

Los atletas extrínsecamente motivados ponen mucho más énfasis en los resultados que en rendir al máximo de su capacidad; esto conduce a iniciativas en las que las recompensas extrínsecas son su fuerza motriz.

Hay varios tipos de motivación extrínseca generalmente aceptados:

Regulación externa

Por ejemplo, un atleta puede optar por participar en la práctica únicamente porque espera que el entrenador le permita jugar en un partido próximo.

Regulación introyectada

Por ejemplo, aquí el deportista asiste a los entrenamientos porque no quiere sentirse responsable de su ausencia.

Regulación identificada

Por ejemplo, un deportista al que le desagradan los días de entrenamiento consistentes en carreras de fondo, pero sabe que está optimizando su capacidad cardiovascular y, al mismo tiempo, su rendimiento general.

Regulación integrada

Esto implica que los atletas realicen una tarea porque tienen que hacerlo; sin embargo, con la regulación integrada, la elección se hace con otras partes del ser armonioso de uno. Por ejemplo, el atleta elige quedarse en casa en lugar de salir, asegurándose de rendir al máximo al día siguiente.

Los entrenadores también pueden encontrarse con atletas que permanecen «desmotivados», lo que se relaciona con atletas que tienen poca o ninguna intencionalidad. Estos atletas presentan sentimientos de incompetencia y miedo a lo impredecible. Podría argumentarse que no tienen objetivos y, como tales, no muestran signos de motivación intrínseca o extrínseca.

Sergio Cachito Vigil ha brindado más de 1200 charlas y workshops en Latinoamérica. es profesor de Educación Física, Entrenador de Alta Competencia Deportiva y Coach Ontológico.

Si te interesa contratar a Cachito Vigil para recibir una conferencia motivacional de un referente indiscutido del Fair Play, la Motivación, El Liderazgo, El Emprendimiento de nuevos desafíos y el desarrollo de equipos sustentables, visita la web de sportcases.com.ar.

Puede Interesarle

- Advertisement -spot_img

Mas Noticias